La reforma educativa no solamente generó expectativas de cambio y mostró que los gobiernos están políticamente limitados para propiciar el cambio educativo verdadero, también, originó espacios físicos y virtuales en donde varios colegas y amigos nos encontramos para intercambiar opiniones.
Empezamos dos colegas tomando café y platicando de las cosas que nos inconformaban en materia educativa. Ampliamos el círculo invitando a otros colegas y amigos, cuya experiencia política y legislativa nos ponía a prueba.
Sin duda alguna, el cambio político-electoral que vivimos en julio de 2018 fue un acicate para activarnos intelectual y políticamente.
Ante los primeros escarceos por desaparecer a un órgano constitucionalmente autónomo y por cultivar una terrible ambigüedad sobre cómo seleccionar y promover a los maestros de educación básica, entre otras cosas, el grupo coincidió en que estas propuestas tenían que revisarse críticamente. Es decir, haciendo un balance de las iniciativas y políticas públicas que objetivamente habían funcionado y de las cosas que también habían fallado.
La crítica, vale la pena decirlo, es un principio que cruza el comportamiento del grupo y nos permite mirar con mayor detenimiento inclinaciones ideológicas y políticas.
A partir de la iniciativa presentada por el presidente Andrés Manuel López Obrador el 12 de diciembre del año pasado, nuestras limitaciones de tiempo y espacio encontraron una salida en whatsapp. Intercambiamos, durante diciembre de 2018, un sinnúmero de impresiones de la iniciativa presidencial para reformar la Constitución. Conversamos sobre las omisiones, el encuadre conceptual y filosófico, la agenda tácita del actual gobierno e interpelábamos de manera abierta y pública a las nuevas autoridades educativas.
Tras la larga cadena de mensajes por whatsapp y por Twitter, colectivamente elegimos dar el paso siguiente: retomar lo valioso de la iniciativa enviada del presidente, cambiar lo que considerábamos que apuntaba hacia una regresión en términos educativos, y proponer estrategias innovadoras que contribuyeran a elevar la calidad de la educación de México, es decir, que el esfuerzo realizado por el Estado – entendido como el conjunto de la sociedad y el gobierno dentro de un determinado territorio – tuviera un efecto sobre la vida de las personas.
Esto es que, por medio del conocimiento, todas las niñas, niños, jóvenes y adultos estén en posibilidades de ampliar sus capacidades para desenvolverse libre y responsablemente en este un mundo cada vez más complejo.
La motivación por mejorar aspectos regresivos de la iniciativa presidencial, mantener lo que es objetivamente valioso e innovar en áreas del interés público derivó en una tarea específica: escribir una iniciativa de Ley alternativa.
La #MMIIniciativa es fruto de esta conversación y trabajo colectivo y plural y que quiso construir una visión general– no particular ni coyuntural – del marco institucional para el desarrollo de la política educativa y, por lo tanto, no está adherida a una fuerza partidista específica.

Posicionamiento

Comunicados

18 de septiembre 2019
25 de septiembre 2019

Apoya a la iniciativa

Si quieres apoyar a la iniciativa,
comunícate con nosotros en el siguiente correo:
redmx2019@gmail.com

Voceros #MMIIniciativa #RED

Alejandro Canales

Instituto de Investigaciones Sobre la Universidad de Educación (IISUE-UNAM)


Pedro Flores-Crespo

Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS)-Universidad Autónoma de Querétaro


Marco Fernández

Tecnológico de Monterrey-México Evalúa


Alma Maldonado-Maldonado

Departamento de Investigaciones Educativas (DIE-CINVESTAV)


Arcelia Martinez

Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (INIDE)- Ibero CDMX


Difusión

Noticias
14 mayo

14 marzo

13 marzo

12 marzo

27 febrero

26 febrero

25 febrero

20 febrero

19 febrero

14 febrero

13 febrero

12 febrero

11 febrero

10 febrero

09 febrero

08 febrero

07 febrero

06 febrero

Videos



Contacto
Sonia Del Valle
redmx2019@gmail.com